¿Sabías que las infusiones nos pueden ayudar a sentirnos mejor y que además nos aportan incontables beneficios?

La infusión es la segunda bebida más consumida en el mundo después del agua, pero pese a eso, las infusiones siguen siendo unas grandes desconocidas.

Además has de saber que tomar una infusión realizada con agua  destilada nos  asegura degustar el  100% de su sabor  y de sus propiedades. Es fácil de obtener agua destilada con un destilador de agua.

La riqueza de este mundo y sus combinaciones nos pueden ayudar a conseguir múltiples beneficios como facilitar la digestión, proporcionar un estado de relax, revitalizar, detoxificar el organismo  o  un aporte extra de  vitaminas. Lo vemos con algunos ejemplos.

  1. Digestivas: con propiedades beneficiosas para regular el tránsito intestinal. Son aquellas que contienen elementos como la manzanilla, hinojo, anís o la lavanda.
  2. Relajantes: aquellas que nos proporcionan un efecto relax, como podría ser la valeriana, melisa, lúpulo.
  3. Revitalizantes: aquellas infusiones que contienen especias y que nos generan un estado de mayor energía para el día a día. Una muestra son las infusiones de romero, menta, rooibos…
  4. Vitamínicas: aquellas que nos aportan vitaminas por su contenido en frutas. Destacamos las infusiones de cítricos (naranja, limón, lima, pomelo), bayas (arándanos, moras, frambuesas, fresas, cerezas), tropicales (granada, mango, kiwi, papaya), melón, sandía, pera, uva, ciruela, manzana, plátano, melocotón, nectarina…
  5. Detoxificantes: aquellas que limpian al organismo de toxinas. La infusión del té verde es de las más conocidas y otras como las infusiones de cardo de leche y diente de león son excelentes para proteger y regenerar el hígado.

 

Además te presentamos un accesorio simple y práctico para facilitar que tomes infusiones.

tapa-de-silicona-para-infusiones-tap-it-tap2

tapa-de-silicona-para-infusiones-tap-it-tap2

Facebooktwitterpinterestmail