No sé ni por dónde empezar para no aburriros, no puedo explayarme y poner todo lo que diría, porque de hacerlo saldríais corriendo.

Poca gente es ajena al esperpento, que una vez más, vivimos en España, en esta ocasión a cuenta de sacar de las universidades y centros de salud a las “pseudociencias”. En realidad la guerra es contra todo tipo de terapias naturales.

Acupuntura

Como aclaración, nuestros ministros no las están prohibiendo (las “pseudociencias”), “solo” las están estigmatizando, además, de dificultar el acceso a ellas.

Lo divertido es quién decide qué es ciencia y qué es pseudociencia. Está claro, cuando hay estudios que avalan algo, es ciencia y por tanto válido… JAJAJA. Perdón, pero eso ya no cuela, hemos visto ya “miles” de estudios tendenciosos e incluso falsos considerados como científicos. Yo soy más de creer en los hechos… y es que el tiempo es paciente e implacable, pasa para todos y destapa todo, nos enteremos o no.

Que nadie olvide que en Estados Unidos los medicamentos son la tercera causa de mortalidad, y aquí no estamos mejor.

A la postre, me fijo en si un producto cumple con lo que se dice que debe hacer, y la repercusión que eso tiene, es decir, el coste que eso nos supondrá, y no estoy pensado en el coste monetario precisamente, sino en las repercusiones físicas y psíquicas.

La homeopatía es junto con la acupuntura y la osteopatía, la más famosa de las terapias que han sido catalogadas como pseudociencias, por más que en otros países estén incluidas en la Sanidad Pública. Aunque hasta en eso ahora vayan reculando, y la homeopatía y la acupuntura las tienen en “standby”.

Homeopatía

Hay quien dice que la homeopatía es un simple placebo, que logra curar enfermos porque estos están convencidos de que los curará, algo que no tiene ningún efecto secundario, pero que no es “científica” y por tanto no válida. Hay quien dice que  la acupuntura es algo para chinos… 😉 Y la osteopatía para Pedro Duque y pocos más…

Yo el problema que veo, es que cuando alguien enferma de forma grave, desarrollando un cáncer por ejemplo, ha llegado hasta eso por muchos factores, y para superarlo depende de muchos factores, pero no hay nada infalible que lo vaya a curar… Es duro, porque nos gusta creer, nos gusta pensar que podemos hacer lo que queramos, y que cuando enfermemos, una pastilla y todo solucionado, y este capitalismo que es inteligente, nos vende nuestro sueño, nuestro deseo, y lo compramos.

Esto hace que la gente caiga en manos de gente sin escrúpulos, que por dinero prometen curar con un método X, el que sea, y si cuela, cuela.

Si alguien promete hacer que crezcas usando acupuntura, no se debe perseguir la acupuntura, se debe ir por quien promete algo que no puede hacer ni con acupuntura, ni con latigazos…

El problema verdadero, es que todos estamos rodeados de fallecimientos por cáncer, por ejemplo. Personas que siguieron los tratamientos oficiales (quimioterapia y radioterapia) y mueren de cáncer, a pesar de que a muchos por el diagnóstico precoz se les considere curados estadísticamente, al haber vivido más de 5 años desde la detección. Porque sí, si vives más de 5 años desde que te dicen que tienes cáncer, ya estás curado, aunque vivas solo un día más.  (Cáncer. Qué es, qué lo causa y cómo tratarlo. De José Antonio Campoy & Antonio Muro).  Esto hace que mucha gente busque alternativas, y caiga en malas manos, pero… cuales son buenas manos si la medicina oficial parece velar por intereses ajenos a la Salud. Esto es una opinión personal basada en la observación, y no tiene por qué coincidir con la vuestra.

De todo esto subyacen varias cuestiones nada desdeñables:

  • La industria farmacéutica, es poseedora de los mayores lobbies de presión del capitalismo. Son quienes aprietan a los colectivos sanitarios y a los gobiernos, de diversas formas para logar sus objetivos, que en este capitalismo despótico, no son otros que amasar dividendos… Y queda claro que curar enfermedades no es nada rentable, tener enfermos crónicos, de larga duración, sí.
  • Los de abajo, los ciudadanos que parece no contamos para nada, en el capitalismo tenemos un arma infalible, EL CONSUMO. Es nuestro arma, porque si dejamos de consumir algo lo sustituyen, porque El Capital quiere dinero, da igual cómo y con qué lo obtenga. Por lo que pareece hay más personas consumiendo homeopatía de los que parece, y sobre todo, hay mucha gente apoyándola aunque ellos no la usen…, sino el gobierno no hubiera plegado velas… Sobre la acupuntura, bueno, es que hay muchos chinos… y eso pesa… perdón por la broma fácil.
  • Como resumen diría que se están persiguiendo las terapias naturales que no se puedan controlar a base de patentes, y no hablo de la homeopatía precisamente. Por ejemplo, ha costado un mundo poder tener Stevia natural en España, pues curar la diabetes no está bien visto, y al abanderado de esta lucha, por haberlos ganado, lo están crucificando. Josep Pâmies, sigue luchando y gracias por acercanos al mundo de las plantas medicinales.
  • Mueren miles de personas por mala praxis médica y los efectos de los medicamentos, y nadie se escandaliza y todo sigue… pero muere alguien por no seguir lo aceptado como válido por la Industria y los Gobiernos, y el mundo se para, y hay que criminalizar lo sucedido. Es tan evidente que no se vela por la salud del ciudadano, sino por los intereses del Capital…
  • Siempre se actúa en nombre de los derechos y la libertad de los usuarios y consumidores, pero la realidad se impone, y lo cierto es que somos de todo menos libres. Algunos huelen el fin del capitalismo, precisamente por estar alcanzando el pico máximo de crueldad, y ya sabemos que todo lo que sube baja. Lo malo es que ya tengan preparada la alternativa y en nombre de la libertad nos la quiten del todo.
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail