Hoy comparto con vosotros unas reflexiones sobre la vitalización del agua, que son claramente necesarias por la gran cantidad de consultas que recibimos.

Nadie que siga las nuevas corrientes saludables es ajeno al término “vitalización“. Ahora hay todo un aluvión de productos enfocados a la vitalización del agua, y todos milagrosos…

Vamos a introducirnos en el conocimiento de qué es la vitalización del agua, pues se habla mucho de ello pero de una forma bastante etérea y que despista más que ayuda. Aunque hemos de reconocer que el tema por más cierto e importante que sea, es etéreo…

El agua tiene carga energética, lo que se podría definir como “memoria”. El agua memoriza en forma de carga energética su interacción con la vida. Quienes se dedican a vender productos que vitalizan el agua, tales como; jarras, tarjetas, electrodomésticos…, en muchas ocasiones caen en la tentación de vender la vitalización como el sumun de lo saludable, siendo válida para tratar cualquier mal que nos aqueja. Lo cierto es que casi siempre que sale un producto nuevo, por sí solo soluciona todo… No se conforman con que contribuya a mejorar un aspecto determinado de nuestra vida.

Vamos a comenzar a desgranar muchas de las dudas que nos planteáis.

¿Qué hace un vitalizador de agua?

Un vitalizador, vitaliza… Si es un vitalizador de agua al uso, reestructurará la carga energética del agua, transformando la carga “X” que tuviera el agua, en una carga “Y” más acorde a la vida humana.

Esto lo hace un vitalizador que vitaliza, que los hay que nada de nada… Solo tienen el nombre.

¿Un vitalizador de agua purifica el agua?

NO. Un vitalizador de agua, vitaliza… Si vitalizas agua con arsénico, te beberás un arsénico muy vital… nada saludable. Las botellas vitalizadoras no depuran, y menos si encima añaden minerales que hemos de eliminar porque no podemos usarlos para nada útil al ser inorgánicos.

¿Es necesario un vitalizador de agua?

El mayor vitalizador que existe es el Sol, y después de Él, el Ser Humano. El Humano no necesita que el agua se vitalice, pues es Él quien vitaliza el agua que bebe… qué más vital que alguien en equilibrio consigo mismo y la naturaleza. Pero aquí radica el problema, muy poca gente está en equilibrio consigo mismo y la naturaleza, la vida moderna nos arrebata eso, y debemos recurrir a otros medios. En la vida moderna los pensamientos negativos nos abordan a diario. También hay quien vitaliza el agua con pensamientos positivos transmitidos con la palabra, música clásica… El agua también se reestructura así.

Exponer el agua al sol es lo mejor, pero solo si es en cristal libre de tóxicos. Para quien no puede, que es la generalidad hay otros métodos, como  exponer el agua a música clásica, pensamientos positivos… y por qué no, inventos humanos de vitalización.

En el tema del agua destilada y los destiladores de agua, mucha gente nos pregunta sobre la vitalización. Nosotros ofrecemos una tarjeta vitalizadora de un fabricante alemán que nos parece serio, por más que no la usamos. Es una demanda que satisfacemos y que es cómoda para nuestros clientes.

El agua destilada no es un “agua muerta”, es un agua “VIRGEN”, formateada lista para reprogramar de vivencias. Y gracias que así es, porque la carga energética con la que el agua nos llega a la red de nuestros hogares, o en botellas, es para mirar hacia otro lado.

Como resumen decir que ingerir productos vitales nos ayudan a conservar o recuperar la salud, ya sean sólidos o líquidos, pero no son la panacea, por sí solos no son nada, son solos un eslabón más de la salud humana. Muy importante, es cierto, pero no únicos.

Un producto no es vital por “vitalizarlo”, además debe estar libre de tóxicos en el mayor porcentaje posible, entendiendo que la vida en sí misma es tóxica y el humano se ha adaptado estupendamente a ella. Solo en el último siglo nos hemos endiosado y nos creemos capaces de superar todo sin adaptarnos, por medio de soluciones químicas y demás preparados farmacéuticos. Como dice Jesús García Blanca, ahora una vez pasado el tiempo, juzgando la historia, y con la visión completa de la película, podemos ver nuestro error…

 

 

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail